Presentación1.JPG

Guía de viaje

El vasto territorio de Argentina abarca 4.000 kilómetros de norte a sur en el extremo sur del continente americano, abarcando una increíble variedad de biomas dentro de su vasto territorio. Esta aventura de observación de aves es para aquellos que buscan explorar nuevos hábitats y lugares así como agregar nuevas aves a sus listas. Visitaremos varios puntos de observación de aves y una gran diversidad de hábitats en el noreste de Argentina, conduciendo desde la ciudad de Buenos Aires hasta las poderosas Cataratas del Iguazú, buscando cada lugar principal de observación de aves en el camino.

Nuestro viaje comienza en Buenos Aires, la capital de Argentina y la principal puerta de entrada a este país. Este es el corazón de la pampa argentina, un hábitat que se destaca entre las áreas de observación de aves más productivas de Argentina. El lugar de observación de aves más productivo en las pampas se llama Ceibas y seguramente dedicaremos tiempo para explorarlo a fondo.

Después de observar aves en las pampas, nos dirigiremos al noreste de Argentina, donde pasaremos un tiempo en la provincia de Corrientes explorando los Esteros del Iberá, el humedal más grande de Argentina, y otros hábitats. Esta parte del país es el bastión de varias aves con rangos de distribución muy restringidos en Argentina. Explorar el Iberá será una combinación de excursiones en bote y caminatas por senderos a través de diferentes hábitats, una experiencia que vale la pena probar para los observadores de aves.

Dejando atrás Corrientes, continuaremos nuestro viaje por tierra hacia la Provincia de Misiones, atravesando los Campos, un área restringida de sabanas en suaves colinas con parches de bosques. La gran diversidad y el gran número de especies de aves de los humedales son abrumadores en esta área. Este es el hábitat donde viven aves en peligro de extinción como el Tordo Amarillo y el hermoso Yetapá Grande.

Finalmente concluiremos nuestro viaje explorando el Parque Provincial Uruguaí y las poderosas Cataratas del Iguazú, cubiertas de selva tropical, en el Parque Nacional Iguazú, donde, además de contemplar infinidad de aves, visitaremos estas bonitas cataratas internacionalmente conocidas y de una belleza inigualable.

 

Diferencia Horaria

Durante los meses de invierno existe una diferencia horaria con respecto a España de 4 horas menos.

Clima

Al viajar en el verano argentino, las temperaturas son algo altas. Las temperaturas promedio durante noviembre son de una máxima de 28 ºC y una mínima de 16ºC en la región de Ceibás y de 30 ºC a 22 ºC en Iberá. Es la época de lluvias.

Recomendaciones

Se recomienda llevar calzado como zapatillas de trekking o botas y algo de ropa ligera de abrigo en caso de que haga un poco de fresco por las mañanas. Como es la estación de lluvias es imprescindible llevar ropa impermeable. 

También es necesario llevar repelente para insectos. 

Se recomienda llevar pantalones largos y camisetas o camisas de manga larga para evitar, en la medida de lo posible, las picaduras de insectos.

Moneda

La moneda es el peso argentino que en el mes en el que se realizó el folleto el cambio estaba en 122,30 pesos/euro. El cambio a pesos se puede realizar en el mismo aeropuerto internacional de Buenos Aires a nuestra llegada o bien previamente en nuestra entidad financiera en España.

Documentación requerida

No se requiere ningún tipo de visado para la entrada en argentina.

Cumplimentar una Declaración Jurada Electrónica 48 horas antes de iniciar el viaje, en la que se informará sobre el estado de vacunación y la ausencia de síntomas de COVID-19, y que deberá ser exhibida en el momento del embarque (https://ddjj.migraciones.gob.ar/app/home.php).
Estar en posesión de un seguro de salud COVID-19 que comprenda prestaciones de internación y aislamiento y/o traslados sanitarios para quienes resulten casos positivos, sospechosos o contactos estrechos.

Para la entrada en el país es necesario ir provisto de pasaporte con una caducidad superior a 6 meses desde la finalización del viaje.

Dificultad

Baja. Los trayectos a los distintos sitios de observación se realizan en vehículo y los paseos que haremos no tienen ninguna dificultad.